Tanta emoción para las competidoras que, en el traje nacional, fueron entrevistadas por el jurado.

CASTELLANETA MARINA – La gran sala de reuniones del Nicotel Pineto dio la bienvenida a los equipos de Infinity y CEAS que han establecido estaciones para maquillar y peinar a las concursantes.
Una por una, se han presentadas al jurado que así ha podido profundizar en el conocimiento de los proyectos sobre Medio Ambiente, Salud y Derechos Humanos.

img_5441 img_5442
Tambien este año el premio a la integración cultural será asignado por las mismas competidoras que en los próximos días serán llamados a votar la que, a sus ojos, es mejor integrada con todas.
Como siempre, no fue nada fácil para identificar cuáles eran los mejores trabajos.

img_5433
Todas las Embajadoras de Progreso han demostrado que entienden la misión de la competencia, y el nivel de los proyectos era muy alto.
Otro elemento que caracteriza la calificación global es el traje típico del folklore del país representado.

Por la tarde se llevaron a cabo los primeros ensayos con los coreógrafos Matteo Giua y Rosaria Aprile.

img_5437